PERIODONCIA

¿Si no se tiene caries, por qué se pierden los dientes?

La respuesta a esta pregunta es la enfermedad periodontal, también llamada vulgarmente piorrea. Es la causante de que los dientes se empiecen a mover y, finalmente, se pierdan. Constituye la principal causa de pérdida dentaria en los adul-tos. Afecta a tres de cada cuatro personas en algún momento de su vida. Se trata de una enfermedad progresiva y destruc-tiva, de modo que los tejidos que se destruyen (encía, ligamento, hueso) ya no se pueden recuperar. De ahí la importancia de detectarla y tratarla a tiempo.


¿Puede prevenirse la pérdida dental?

La mejor manera de prevenir la Enfermedad Periodontal y la Caries dental (responsables de la pérdida dentaria) es el uso del cepillo de dientes, el hilo de seda o el cepillo interproximal, así como las visitas regulares al dentista.

Manteniendo sus dientes naturales podrá masticar con mayor comodidad y disfrutar de una mejor digestión. Tendrá una sonrisa sana, complemento natural de su imagen y podrá hablar mejor que con una prótesis dental. La correcta higiene oral protege su salud y le ahorra dinero. Mediante la pre-vención de problemas dentales, sus costes de tratamiento se reducirán drásticamente.


¿Cuál es la causa de la Enfermedad Periodontal?

La principal responsable de la Enfermedad periodontal (así como de la caries) es la placa bacteriana. La placa dental bacteriana consiste en una película incolora y pegajosa que se forma constantemente entre los dientes, incluso en ausencia de comida. La eliminación cuidadosa de la placa mediante el cepillado diario y el uso de la seda dental o cepillo interproximal le ayudará a prevenir la Enfermedad Periodontal y las Caries. Pero la placa bacteriana y la falta de higiene no son las únicas causas de la enfermedad periodontal: influyen también los factores genéticos y los factores del propio huésped.


¿Cuál es la evolución de la Enfermedad Periodontal?

Los primeros signos y síntomas que aparecen en las fases más tempranas de la enfermedad (gingivitis) son el enrojecimiento e hinchazón de las encías, y el sangrado de las mismas, ya sea al cepillarse los dientes o de un modo espontáneo.

Cuando la enfermedad avanza y evoluciona a una periodontitis (piorrea) suelen aparecer otros síntomas tales como:

  • Retracción de las encías, sensación de dientes más largos.
  • Movilidad de los dientes por pérdida de hueso de soporte.
  • Separación de los dientes.
  • Aumento de la sensibilidad dentaria, sobre todo al frío.
  • Sensación de quemazón y dolor de encías.
  • Mal aliento.
  • Aparición de abscesos y flemones en la encía.
  • Clínica Dental Drs. Gascón. Av. Primado Reig 151 1º pta. 2. 46020 (Valencia)
    Designed by paugarcia