CARIES

¿Qué es la caries?

La caries es un proceso infeccioso que avanza rápidamente desde el esmalte del diente y produce la desintegración del mismo así como de la dentina. La zona afectada adopta un tono oscuro y, finalmente, se produce una excavación. La ca-ries no se cura espontáneamente, sino que da lugar a una destrucción progresiva e irreversible del diente y a infecciones de los tejidos de alrededor.


¿Cómo se produce la caries?

Su origen es multifactorial. Los cuatro grandes factores involu-crados en la producción de la caries son el huésped (es decir, el paciente), la dieta, los microorganismos y el tiempo de interrelación de todos ellos.

La susceptibilidad de cada persona a tener caries depende del diente (morfología, disposición, estructura, textura etc.), la saliva (que ejerce un papel protector) y la dieta (ricas en hidratos de carbono).

Las dietas ricas en hidratos de carbono refinados (azúcares) son las más cariogénicas, sobre todo si son azúcares pegajosos y se ingieren de forma continua a lo largo del día. Los restos de alimentos dulces favorecen la proliferación de las bacterias que hay en la boca y la producción de sustancias ácidas. Estos ácidos tienen la propiedad de disolver el calcio del esmalte, en un proceso que se ve reforzado por la acción de las bacterias de la placa dental. Cuánto más tiempo permanece el azúcar en contacto con el diente, más se incrementa el riesgo de caries.

También contribuyen a la aparición de caries una mala alimentación, una higiene deficiente y una mala masticación.


¿Cuáles son los síntomas de la caries?

Según lo avanzado de la lesión, pueden aparecer los siguien-tes síntomas:

  • Fisura en el esmalte y en la dentina.
  • Mancha oscura o blanca en los dientes.
  • Sensibilidad al calor, al frío y al dulce.
  • Dolor.
  • Inflamación y supuración de pus.

  • ¿Cuál es nuestra actitud frente a la caries?

    Las caries pequeñas, tratadas a tiempo, no representan ningún peligro para la salud. Pero la inflamación generalizada de los dientes puede comportar un grave riesgo para la misma. Los focos dentarios son un riesgo de diseminación a distancia de la infección pudiendo ser origen de cardiopatías, alteraciones renales o fiebre reumática.

    Para su tratamiento, en primer lugar se limpia la caries, eliminando todo el tejido afectado. A fin de evitar el dolor, suele administrarse anestesia local. Después se rellena la cavidad con distintos materiales (amalgama, composite, oro, porcelana). El desarrollo de las técnicas de adhesión a esmalte y dentina ha desplazado a muchos de estos materiales por las resinas de composite, mucho más estéticas, pues tienen el mismo color que el diente. Por último, se pule la obturación o empaste. Con carácter preventivo se puede aplicar un gel a base de flúor.

    Es muy importante tratar toda caries con prontitud, antes de que destruya la dentina y alcance la pulpa, donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos del diente, o incluso afecte al hueso de los maxilares. Cuando se afecta la pulpa ya no se puede resolver con un empaste, sino que es necesario realizaruna endodoncia.

    Clínica Dental Drs. Gascón. Av. Primado Reig 151 1º pta. 2. 46020 (Valencia)
    Designed by paugarcia